El Setè Cel

UN ARTICULO DE EDUARDO GALEANO (Para mayores de 40) / A QUIEN CORRESPONDA

Escrito por juanserrateo 23-07-2009 en General. Comentarios (1)

LOS INMIGRANTES AHORA / EN LA VIDA TODO ES IR

Escrito por juanserrateo 23-07-2009 en General. Comentarios (0)

Desde siempre, las mariposas y las golondrinas y los flamencos vuelan huyendo del frío, año tras año, y nadan las ballenas en busca de otra mar y los salmones y las truchas en busca de sus ríos.

Ellos viajan miles de leguas, por los libres caminos del aire y del agua.

No son libres en cambio, los caminos del éxodo humano.

En inmensas caravanas, marchan los fugitivos de la vida imposible.

Viajan desde el sur hacia el norte y desde el sol naciente hasta el poniente.

Les han robado su lugar en el mundo.

Han sido despojados de sus trabajos y de sus tierras.

Muchos huyen de las guerras, pero muchos más huyen de los salarios exterminados y de los suelos arrasados.

Los náufragos de la globalización peregrinan inventando caminos, queriendo casa, golpeando puertas: ... las puertas que se abren, mágicamente, al paso del dinero, se cierran en sus narices. 

Algunos consiguen colarse.

Otros son cadáveres que la mar entrega a las orillas prohibidas o cuerpos sin nombre que yacen bajo tierra en el otro mundo adonde querían llegar.

 

Sebastaio Salgado los ha fotografiado, en cuarenta países, durante varios años.

De su largo trabajo, quedan trescientas imágenes.

Y las trescientas imágenes de esta inmensa desventura humana caben, todas, en un segundo.

 

Suma solamente un segundo toda la luz, que ha entrado en la cámara, a lo largo de tantas fotografías; apenas una guiñada en los ojos del sol, no más que un instantito en la memoria del tiempo

 

E.Galeano / Bocas del tiempo / Pag. 207

 

En la vida todo es ir

Letra de Juan Antonio Corretjer / Música de Roy Brown

CD CANSIONES / 2000

 

http://juanserrateo.blogspot.es/img/inmigrantes.jpg 

 

«En la vida todo es ir

a lo que el tiempo deshace.

Sabe el hombre dónde nace

y no dónde va a morir.»

 

El hombre que en la montaña

–por la cruz de algún camino –

oye la voz del destino,

se aleja de su cabaña.

Y prosiguiendo su hazaña

se dirige al porvenir

una esperanza a seguir.

Mas no ha de volver la cara,

pues la vida es senda rara:

en la vida todo es ir.

 

Miro esa palma que airosa

su corona al sol ostenta

y miro lo que aparenta

la esplendidez de la rosa.

Contemplo la niña hermosa

riendo a lo que le place,

y lo que el viento le hace

a la hoja seca del jobo:

es la vida como un robo

a lo que el tiempo deshace.

 

Tuve un hermano que dijo

–«Cuando salí de Collores...»–

Así cantó sus amores

al Valle del que fue hijo.

Una y otra vez maldijo

la gloria que en letras yace,

(y en que su nombre renace),

pues que llegó a comprender

lo poco que es el saber:

sabe el hombre dónde nace.

 

No hay más. Un solo camino

que se quisiera tomar,

mas la suerte del andar

maltrata y confunde el tino.

Nadie niegue su destino.

Es que ser hombre es seguir

–y un ideal perseguir–

por la vida hacia delante,

sabiendo lo que fue enante

y no dónde va a morir.

 

 

EL PIANO / BENDITA MÚSICA

Escrito por juanserrateo 12-06-2009 en General. Comentarios (1)

EL PIANO / BENDITA MÚSICA

 

Cuando la ciudad de Tarija estaba habitada por catorce mil novecientos cincuenta mandados y cincuenta mandones, la única mandona que no tenía piano era doña Beatriz Arce de Valdiviezo.

Un tío preocupado le envió, desde París, un Steinway de gran cola, para que ella recuperara su color y su respiración y se dejara de vivir roja de envidia y ahogada en suspiros.

Metido en un inmenso cajón, el piano viajó en barco, en tren y despues en hombros. Fue cargado a pulso, Bolivia adentro: cuarenta peones se abrieron paso a través de las serranías, inventando puentes, escaleras y caminos, con aquella mole encima. Cinco meses llevó el atroz subibaja por barrancos y quebradas, hasta que por fin el regalo llegó, sin un rasguño, a la casa de Doña Beatriz.

No era un piano cualquiera. Aquel Steinway, bautizado por las manos de Franz Liszt, lucia los premios que le habían otorgado varios reinos de Europa.

http://juanserrateo.blogspot.es/img/tarija.jpg

Pasaron los años y las gentes. Con el tiempo, Tarija creció y cambió.

Y un día, Doña Maria Nidi Balviviezo, que había recibido el piano en herencia, salió del consultorio médico con diagnóstico de cáncer.

De la fortuna familiar ya solo quedaban el piano y la nostalgia, y Doña María puso el piano en venta, para pagarse el viaje y el tratamiento en Houston.

Recibió la primera oferta desde Japón. Ella se negó. La segunda propuesta vino desde los Estados Unidos, y ella no la aceptó. El tercer comprador llamo desde Alemania, y ella no le hizo caso. Y lo mismo ocurrió con los interesados que acudieron desde Buenos Aires, La Paz y Santa Cruz.

La vendedora decía no a los precios bajos y a los precios altos y a los del medio también.

Desde su lecho de enferma, Doña maría reunió a todos los musiqueros, los teatreros los imagineros y demás eros de Tarija, y les propuso:

- Dénme lo que tengan, y se quedan con el Steinway.

Doña María murió sin viaje y sin tratamiento.

El piano no quería irse de Tarija. Allí había encontrado querencia, y allí contnúa prestando sus  invalorables servicios en las veladas culturales, en las efemérides patrias y en todos los actos cívicos de la localidad.

 

Eduardo Galeano

Bocas del Tiempo / Pag. 164

 

 

BENDITA MÚSICA

Letra y Música Juan Manuel Serrat

CD Nadie es perfecto /1994

Arreglos y Dirección Musicar Joseph Mas « Kitfus »

 

Apoyó el arco suavemente entre las cuerdas y atacó con toda naturalidad

Mi, Fa, Mi, Re, Do, Re, Mi, Fa...

 

Y uno por uno desgranó cada pasaje con preciso y afilado bisturí

Fa, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re, Mi...

 

Y contagió a los cuatro vientos

las risas y los lamentos

de la sangre puesta en pie

Sol, La, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re...

 

Cual grillo en celo que reclama su pareja señalando: ¡Estoy aquí!

Fa, Re, Si, La,

Fa, Do, Si, La, Sol, Sol, La, Si...

 

Déjalo todo y sígueme.

Trinaba mágica.

La voz del músico.

Pariendo música.

Música...

Bendita música.

La, Do, Si, Si,

La, Sol,

La.

 

A consecuencia de una osada pirueta que el intérprete salvó con frialdad

Mi, Fa, Mi, Re, Do, Re, Mi, Fa...

 

Mi corazón echó a volar como un cometa presintiendo que rondabas por allí

Fa, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re, Mi...

 

Y con la angustia y el talento

del último movimiento

anduvo buscándote

Sol, La, Sol, Fa, Mi, Re, Do, Re...

 

Y en los impares del segundo anfiteatro te encontró y volvió a por mí

Fa, Re, Si, La,

Fa, Do, Si, La, Sol, Sol, La, Si...

 

Déjalo todo y sígueme.

Trinaba mágica.

La voz del músico.

Pariendo música.

Música...

Bendita música.

La, Do, Si, Si,

La, Sol,

La.

 

ANDO ERRANTE Y DESNUDO / CANCION PARA MI MAESTRA

Escrito por juanserrateo 06-06-2009 en General. Comentarios (0)

 

“ANDO ERRANTE Y DESNUDO...”

-En lugar de pensar en medos, en persas, en egipcios, pensemos en los indios. Más cuenta nos tiene entender a un indio que a Ovidio. Emprenda su escuela con indios, señor rector.

Simón Rodríguez ofrece sus consejos al colegio del pueblo de Latacunga, en Ecuador: que una cátedra de lengua quéchua sustituya a la de latín y que se enseñe física en lugar de teología. Que el colegio levante una fábrica de loza y otra de vidrio. Que se implanten maestranzas de albañilería, carpintería y herrería.

Por las costas del Pacífico y las montañas de los Andes, de pueblo en pueblo, peregrina don Simón. El nunca quiso ser árbol, sino viento. Lleva un cuarto de siglo levantando polvo por los caminos de América. Desde que Sucre lo echó de Chiquisaca, ha fundado muchas escuelas, fábricas de velas y ha publicado un par de libros que nadie leyó. Con sus propias manos compuso los libros, letra a letra, porque no hay tipógrafo que pueda con tantas llaves y cuadros sinópticos. Este viejo vagabundo, calvo y feo y barrigón, curtido por los soles, lleva a cuestas un baúl lleno de manuscritos condenados por la absoluta falta de dinero y de lectores. Ropa no carga. No tiene más que la puesta.

Bolívar le decía mi maestro, mi Sócratas. Le decía: Usted ha moldeado mi corazón para lo grande y lo hermoso.

La gente aprieta los dientes, por no reirse, cuando el loco Rodríguez lanza sus peroratas sobre el trágico destino de estas tierras hispanoamericanas:

-¡Estamos ciegos! ¡Ciegos!
http://juanserrateo.blogspot.es/img/MAESTRA2.JPG 

Casi nadie lo escucha, nadie le cree. Lo tienen por judío, porque va regando hijos por donde pasa y no los bautiza con nombres de santos, sino que los llama Choclo, Zapallo y Zanahoria y otras herejías.  Ha cambiado tres veces de apellido y dice que nació en Caracas, pero también dice que nació en Filadelfia y en Sanlúcar de Barrameda. Se rumorea que una de sus escuelas, la de Concepción, en Chile, fue arrasada por un terremoto que Dios envió cuando supo  que don Simóm enseñaba anatomía paseándose en cueros ante los alumnos.
Cada día está más sólo don
Simón
. El más audaz, el más querible de los pensadores de América, cada día más sólo.

A los ochenta años escribe:
-Yo quise hacer de la tierra un paraíso para todos. La hice un infierno para mí.

 

Eduardo Galeano

Memorias del fuego II.
Las caras y las máscaras (Pag. 209)

 

CANCIÓN PARA MI MAESTRA

 

Érase una vez... usted, maestra,

y su mundo de tintero y banco,

pizarra y delantal blanco.

Buenos días, por la mañana, nos decíais, en pie

entre dos fotografías y una cruz,

una oración y una canción

y un beso en la mejilla.

 

Buenos días, maestra...

 

Pero usted nunca supo, maestra,

que cuando quería que cantara

que tres por una eran tres

mis ojillos arañaban francamente

las rodillas que púdicamente

usted apretaba y apretaba,

pero un número no vale

lo que una piel rosada.

 

A pesar de que nos hacía ir a la iglesia

y me quitaba el regaliz

aquél

era un mundo pequeño y maravilloso,

un mundo de tizas de colores

que usted pintaba

y usted borraba...

 

Sólo usted, rodeada de curas,

le daba la razón de llamarse "niños"

a un mundo de cuatro palmos.

 

Y si alguna vez piensa en mí, maestra,

que de sus ojillos azules

nazca siempre aquella paz

que me hacía un poco más dulce la escuela

y que no se le haga un nudo en la garganta

diciendo: «qué han hecho...», «a dónde

han llevado a mi puñado de pequeños...»

 

porque usted no sabía, maestra,

 

que el mundo es siempre el mundo,

que el hombre siempre es el hombre,

pero no es lo mismo

su olor,

¡ay! maestra,

que el aire de la calle.

http://juanserrateo.blogspot.es/img/MAESTRA1.JPG 

 

Letra y Música Joan Manuel Serrat

CD “Per al meu amic” / 1973

Arreglos y Dirección Musical Antoni Ros Marbá

EL ABUELO / LLEGAR A VIEJO

Escrito por juanserrateo 01-06-2009 en General. Comentarios (0)

EL ABUELO

Los geólogos andaban persiguiendo los restos de una mina de cobre que se había llamado Cortadera, que había sido y ya no era y que no figuraba en ningún mapa.

En el pueblo de Cerrillos, alguien les dijo:

- Eso, nadie sabe. El viejo Honorio, quien sabe si sabe.

Don Honorio, vencido por los el vino y los achaques, recibió a los geólogos echado en el catre. Les costó convencerlo.

Al cabo de algunas botellas y de muchos cigarrillos, que sí que no, que ya veremos, el viejo aceptó acompañarlos aldía siguiente.

Agobiado, a los tropezones, emprendió la marcha.

Al principio, andaba a la cola de todos. No aceptaba ayuda ya había que esperarlo.

A duras penas consiguió llegar hasta el cauce seco del río.

Después, poquito a poco, pudo afirmar el paso. A lo largo de la quebrada y a travez de los pedregales, el cuerpo doblado se le fue enderezando.

 

- ¡Por ahí! ¡Por Ahí! – señalaba el rumbo, y se le alborotaba la voz cuando reconocia sus lugares perdidos.

Al cabo de un día de caminata, Don Honorio, que había empezado mudo, era el más conversador. Iba subiendo lomas y remontando años: cuando bajaron al valle, él marchaba por delante de los jóvenes exaustos.

Durmió de cara a las estrellas. Fue el primero en despertarse. Estaba apurado por llegar a la mina, y no se desvió ni se distrajo.

- Ese es el trillo de la excavadora – señaló. Y sin la menor vacilación, ubicó las bocas de los socavones y los lugares donde habían estado las mejores vetas, los fierros muertos que habían sido máquinas , las ruinas que habían sido casas, los secarrales que habían sido vertientes de agua. Ante cada sitio, ante cada cosa, Don Honorio contaba una historia, y cada história estaba llena de gente y de risa.

Cuando llegaron  de regreso al pueblo, él ya era bastante menor que sus nietos.

 

Eduardo Galeano

Bocas del Tiempo / Pág. 29

 

http://juanserrateo.blogspot.es/img/VIEJO.JPG 

 

LLEGAR A VIEJO

Letra y Música  Joan M Serrat

CD Bienaventurados / 1987

Arreglos y Dirección Musical Richard Miralles

 

Si se llevasen el miedo,

y nos dejasen lo bailado

para enfrentar el presente...

Si se llegase entrenado

y con ánimo suficiente...

 

Y después de darlo todo

–en justa correspondencia–

todo estuviese pagado

y el carné de jubilado

abriese todas las puertas...

 

Quizá llegar a viejo

Sería mas llevadero,

Más confortable,

Más duradero.

 

Si el ayer no se olvidase tan aprisa...

Si tuviesen más cuidado en donde pisan...

 

Si se viviese entre amigos

que al menos de vez en cuando

pasasen una pelota...

Si el cansancio y la derrota

no supiesen tan amargo...

 

Si fuesen poniendo luces

en el camino, a medida

que el corazón se acobarda...

y los ángeles de la guarda

diesen señales de vida...

 

Quizá llegar a viejo

Sería mas razonable,

más apacible,

más transitable.

 

¡Ay, si la veteranía fuese un grado...!

Si no se llegase huérfano a ese trago...

 

Si tuviese más ventajas

y menos inconvenientes...

Si el alma se apasionase,

el cuerpo se alborotase,

y las piernas respondiesen...

 

Y del pedazo de cielo

reservado para cuando

toca entregar el equipo,

repartiesen anticipos

a los más necesitados...

 

Quizá llegar a viejo

sería todo un progreso,

un buen remate,

un final con beso.

 

En lugar de arrinconarlos en la historia,

convertidos en fantasmas con memoria...

 

Si no estuviese tan oscuro

a la vuelta de la esquina...

O simplemente si todos

entendiésemos que todos

llevamos un viejo encima.